Festival De Granada Javier Perianes En La Alhambra De Granada

Granada, 21 jun .- El finlandés Klaus Mäkelä dirigirá este martes en el Palacio de Carlos V de Granada a la Mahler Chamber Orchestra y al pianista Javier Perianes, quien recibe la medalla del certamen como reconocimiento a su importancia artística y profesional. Esta sonata de Beethoven fue la preferida de Frédéric Chopin y le sirvió como modelo para su Sonata nº 2 en si bemol menor opus 35. El compositor polaco partió de su conocida marcha fúnebre, que había escrito en 1837, y ubicó dos años más tarde como tercer movimiento de la obra. Perianes termina de publicar su grabación de esta sonata, también en Harmonia Mundi, pero la versión escuchada anoche en el Patio de los Arrayanes fue superior. Nuevamente, el pianista hace bascular su interpretación hacia la marcha fúnebre, a la que llegamos tras un Grave-Agitato, trazado con un imponente avance, y un Scherzo ardiente, donde paró el tiempo en el trío Più lento.

festival de granada javier perianes en la alhambra de granada

El martes concluye el ciclo retransmitido por televisión, con la actuación de violinista italiano Fabio Biondi, en la Fundación Rodríguez Acosta (22 h.). Mäkelä , que hace su presentación en el festival, es directivo musical habitante de esta 70 edición, donde dirigirá además de esto la Orquesta Ciudad de Granada y la Orquesta de París. Su título, El amor y la desaparición, procede de uno de los caprichos de Goya, que inspiró a Enrique Granados, entre 1909 y 1911, el penúltimo movimiento de la suite pianística Goyescas. Pero también se convirtió en la escena final de su ópera homónima, donde Rosario sostiene a Fernando herido mortalmente tras su desafío con Paquiro. En torno a Granados, Perianes tejió una red de relaciones que conecta a Beethoven con Wagner pasando por Chopin y Liszt.

No podría poner énfasis ninguna una parte del programa, pero por afinidad de deseos me quedo con la soberbia versión del Albaicín, de Albéniz. Con qué buen gusto, con qué delicadeza ha tocado Perianes, sonaba el piano de forma distinta,como contagiado el enorme onubense de la belleza del ámbito. O esa bella versión del Amor Brujo, donde se ha recreado en la pantomima, o en la furiosa danza del terror, o… Va a haber cabida para una danza bizantina y una canción bereber, para músicas armenias y saltarelos italianos y para canciones sefarditas.

Javier Perianes Desgrana El Secreto De Debussy

Y escuchamos una versión deliciosa, en el manejo de los planos sonoros y del rubato, aunque sin perder la voluntad sinfónica. La primera fue el Nocturno en do sostenido menor opus póstumo que Chopin compuso, en 1830, y que se publicó cuarenta años después. Una pieza muy conocida por películas como El pianista, de Roman Polanski, y donde Perianes desplegó su frecuente magia expresiva. Según informó este viernes el certamen, Perianes sondea las relaciones entre dos gigantes de la música de hace un siglo, Manuel de Falla y Claude Debussy, relación que nació a lo largo de los siete años pasados por el compositor gaditano en París y que se sostuvo por vía epistolar.

festival de granada javier perianes en la alhambra de granada

Y especialmente en la página final, con esa indicación de “felicidad en el mal” que precede a “la desaparición del majo”, al lado de las tétricas campanas que cierran la obra. Siguió Funérailles, de Franz Liszt, incluido en su compilación de Armonías poéticas y religiosas. Una composición, de octubre de 1849, el mismo mes y año en que falleció Chopin, pero donde lo fúnebre adquiere perfil oficial al homenajear a las víctimas de la revolución que había desgarrado Hungría el año previo. En verdad, el día de hoy se piensa que Chopin escribió con una finalidad similar su marcha fúnebre, en este caso para conmemorar el Alzamiento de Noviembre de 1830 en su Polonia natal. Sea como fuere, Perianes, que no acostumbra frecuentar la música de Liszt, reveló su vínculo natural con estos pentagramas. Encontró tensión y bravura, pero asimismo un lirismo ideal, que resaltó en el Più lento prácticamente en el final.

Enorme noche con la calidad indiscutible de Perianes, con un bello programa y con un marco inigualable, por muy repetido que esté el concepto. Desde sus principios, la compañía se ocupa de la creación de producciones de danza contemporánea y flamenca, explorando novedosas formas de fusionar los dos lenguajes tanto a nivel coreográfico como conceptual y musical. Y recuerda, en COPE hallarás el más destacable análisis sobre la actualidad, las claves de nuestros comunicadores para comprender todo cuanto te circunda, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, esos sonidos que no puedes localizar en ningún otro lado.

El 29 de diciembre de 1900 se estrenó su escenografía para Tristán y también Isolda apuntada por Arturo Toscanini en el Teatro de la Scala de Milán. El recital de Javier Perianes (Nerva, 42 años), ayer por la noche en el Patio de los Arrayanes de la Alhambra, fue un soplo de aire limpio. Lo fue por las condiciones climáticas especiales en que se desarrolló, con una rápida brisa que logró olvidar la calurosa noche del día anterior. Por el ambiente inigualable del piano adornado por los destellos acuáticos de la alberca y el público situado al abrigo de los dos macizos de arrayanes.

Su Piano Parecía Hablar, Cantar, Expresarse Como Jamás En La Bella Tarde-noche Granadina En El Partal

El interés se nucléa en el virtuosismo y la musicalidad del protagonista, pues el repertorio suele ser bastante similar. Es verdad que en los últimos años se han realizado experimentos atrayentes que agregan elementos poéticos, plásticos y escenográficos, pero en la concepción del programa radica una parte del éxito de un óptimo recital. El músico reúne en este concierto ciertos de sus instrumentos mucho más viejos, un rebab de finales del siglo XIV, una lira y una viola da gamba italianas de la segunda mitad del XV, para plantear un diálogo entre músicas salidas de las civilizaciones que ocuparon la cuenca mediterránea en los siglos medievales. El Festival En todo el mundo de Música y Danza de Granada acoge mañana martes el último concierto del pianista Javier Perianes, artista habitante del certamen, esta vez junto al Cuarteto Quiroga, entre los mucho más relevantes conjuntos españoles de cámara. El músico reúne en este concierto ciertos de sus instrumentos mucho más viejos para plantear un diálogo entre músicas salidas de las civilizaciones que ocuparon la cuenca mediterránea en los siglos medievales.

Aquí hay cabida para una danza bizantina y una canción bereber, para músicas armenias y saltarelos italianos, para canciones sefarditas y desbandadas reales… Desde las prácticas de instrumentistas folclóricos de Creta, Macedonia, Turquía o Marruecos, Savall transporta décadas reconstruyendo el sonido de todos estos instrumentos para conectarlos con la sensibilidad del oyente contemporáneo. La primera parada en el programa fue la Sonata nº 12 en la bemol mayor opus 26, de Beethoven, cuyo tercer movimiento transporta la indicación en italiano Marcha fúnebre a la muerte de un héroe. Aquí no parece que se aluda a ningún personaje concreto sino a la desolación del compositor. Beethoven se encontraba inmerso, en 1801, en una tormentosa relación con Giulietta Guicciardi, pero también en un desarrollo de reconsideración de sus sonatas pianísticas.

Se podrán gozar vía streaming a través del portal del Festival y por algunas televisiones españolas o europeas que conectarán con nuestra señal.

Carlos Herrera: “irene Montero Está Sola Y Absolutamente Nadie Del Gobierno Ha Salido A Apoyarla”

Cada pulsación de Perianes es un desahogo de sentimientos y lejos de dejarse llevar por un cauce desbordado, lo ajusta todo a lo concebido por el compositor. Así la música se unía a la deslumbrante fotogenia del rincón, en una conjunción de niveles similares. El software se empezará con el «Concierto para piano», de Edvard Grieg, en la interpretación de Javier Perianes, informó el día de hoy el festival.

Granada, 3 jul .- El pianista onubense Javier Perianes va a ofrecer este próximo domingo un recital en el Palacio del Partal de la Alhambra, bajo el título «La soriée dans Grenada», dentro de las emisiones del «Digital Granada Festival», puesto en marcha por el Festival En todo el mundo de Música y Danza en esta ciudad andaluza. La obra es el fruto de varios años de exploración, creación y experimentación por medio de la danza y música moderna, música búlgara y el flamenco. La Medalla de Honor que de año en año otorga el Festival Internacional de Música y Danza de Granada será entregada en 2021 al pianista onubense Javier Perianes, por su «deber» con esta cita cultural y «la difusión de la música de españa», como ha acordado el Consejo Rector en su asamblea telemática celebrada este martes.