La Crisis De La Monarquía De Felipe Iv

Durante su reinado, la Hacienda Real se declaró en bancarrota tres veces , si bien, de todos modos, eran suspensiones de pagos, técnicamente muy bien elaboradas según la economía moderna, pero completamente desconocidas por entonces. Felipe II asimismo gustaba de contar con la opinión de un conjunto selecto de consejeros, compuesto por el catalán Luis de Requesens, el español gran duque de Alba, el vasco Juan de Idiáquez, el cardenal borgoñés Antonio Perrenot de Granvela y los portugueses Ruy Gómez de Silva y Cristóbal de Moura delegados por distintos oficinas o siendo integrantes del Consejo de Estado. Felipe II y su secretario se encargaban de manera directa de los asuntos más esenciales, otro conjunto de secretarios se dedicaba a asuntos cotidianos. [newline]Con Felipe II la figura de secretario del rey alcanzó una suma importancia, entre sus secretarios resaltan Gonzalo Pérez, su hijo Antonio Pérez, el cardenal Granvela y Mateo Vázquez de Leca. Otras juntas dependientes de ésta, eran la de Milicia, de Población, de Cortes, de Arbitrios y de Presidentes. Felipe II se comunicaba casi diariamente con sus embajadores, virreyes y oficiales delegados por el imperio a través de un sistema de mensajeros que tardaba menos de tres días en llegar a cualquier una parte de la península o unos ocho días en llegar a los Países Bajos.

En 1598, Felipe II firmó la paz con Francia; con Flandes no logró un acuerdo e Inglaterra no ponía las cosas simples con su incesante piratería y hostilidad hacia España. La situación se agudizaría con Felipe III gracias a la reducción de capital que proceden de América y se comenzarían a oír aún más voces sobre que Castilla no podía seguir soportando la carga de tantas guerras y de que el resto de miembros debían también contribuir al bien común. Su reinado se caracterizó por la exploración global y la expansión territorial mediante los océanos Atlántico y Pacífico. Con Felipe II, la monarquía de españa llegó a ser la primera capacidad de Europa y el Imperio español alcanzó su auge. Por vez primera en la historia, un imperio integraba territorios de todos los continentes habitados. Los orígenes de la decadencia de españa en el contexto de la crisis mundial del siglo XVII.

Usando la web, usted asegura que ha leído, comprendido y admite los términos y condiciones generales de utilización. Con poca diferencia de fechas, se detectó y refrenó con eficacia la conspiración del Duque de Medina Sidonia en Andalucía , donde el Duque de Medina Sidonia pretendía detallar un reino separado, sin prácticamente ningún acompañamiento interior, y con un acompañamiento exterior que, si existió (una viable conexión con Portugal), fue sin importancia. Don Felipe , mi abuelo […] en todos los tiempos tuvo criados o ministros de quien logró mucho más confianza y de quien se valió para todos y cada uno de los negocios, pero esto de tal forma que las últimas resoluciones y disposiciones siempre dejó reservadas para sí. Este modo de gobierno ha corrido en todas cuantas monarquías, de este modo viejas como modernas, hubo en todos tiempos […]. A este se suele encargar el oír a ministros y negociantes para reportar a la cabeza de sus pretensiones; también el solicitar los negocios mucho más graves y que se ejecute con puntualidad lo que se soluciona, cosa tan precisa en todos los tiempos y especialmente en los presentes, en que tanto importa la brevedad de las ejecuciones de l0 que está resuelto.

la crisis de la monarquía de felipe iv

En 1550 se realizó finalmente público el ascenso de Felipe y, el diez de febrero del mismo año, Ferrante Gonzaga, gobernador de Milán, le prestó juramento de fidelidad en su nombre y en el de la ciudad. Nerviosa por la existencia de territorios de los Habsburgo en la mayor parte de las fronteras, inició una política de enfrentamientos contra la monarquía hispánica tras la llegada al poder del cardenal Richelieu, presidente de Luis XIII de Francia. En 1635 las victorias de los ejércitos imperiales en la Guerra de los Treinta Años la eligieron a intervenir del bando de los protestantes. La ascensión al trono inglés de Carlos I provocó la reanudación de hostilidades entre España y también Inglaterra. Pero ese fracaso simbolizó la obtención, por la parte de Países Bajos, de un nuevo aliado contra la Monarquía y el impedimento de establecer relaciones marítimas con Europa por el mar Cantábrico. La rivalidad comercial entre ambos países en las Indias occidentales condujo en 1655 a la guerra anglo-española contra la Commonwealth inglesa durante el Protectorado de Oliver Cromwell.

Preview — La Crisis De La Monarquía De Felipe Iv

El 30 de junio de 1546, a la edad de 19 años, Felipe recibe la carta de emancipación por mandado de su padre, el que renuncia a la patria potestad; el joven príncipe ya es mayor de edad a nivel legal. Felipe II de España, llamado «el Prudente» (Valladolid, 21 de mayo de 1527-San Lorenzo de El Escorial, 13 de septiembre de 1598), fue rey de España​ desde el 15 de enero de 1556 hasta su muerte; de Nápoles y Sicilia desde 1554; y de Portugal y los Algarves —como Felipe I— desde 1580, consiguiendo una unión dinástica que duró sesenta años. Fue también rey de Inglaterra e Irlanda iure uxoris, por su matrimonio con María I, entre 1554 y 1558.

Se mostró en varias proyectos literarias y en especial en películas el agobio causado por la continua piratería inglesa y francesa contra sus navíos en el Atlántico y la consecuente disminución de los capital del oro de las Indias. No obstante, investigaciones mucho más profundas​ indican que esta piratería realmente consistía en múltiples decenas y decenas de barcos y varios cientos de piratas, siendo los primeros de poco tonelaje, por lo que no podían confrontar con los galeones españoles, teniéndose que conformar con pequeños barcos o los que tengan la posibilidad de apartarse de la flota. Amberes era el puerto más importante de Europa del Norte, que servía como base de operaciones a la Armada de españa, y un centro donde se comerciaba con recursos de toda Europa y se vendía la lana castellana. Lana, de oveja merina, procesada en los Países Bajos que, vendida a costos razonables, llegaría manufacturada a España, con el pertinente valor añadido, pero menor que si hubiera sido manufacturada en la Península, ya que allí la mano de obra era mucho más barata.

la crisis de la monarquía de felipe iv

La guerra contra Francia complicó aún mucho más el comprensión de la Diputación del General del Principado de Cataluña y el Consejo de Ciento con la Corona. Castilla, el único reino que había colaborado con los costos de las compañías de la Monarquía, mostraba señales de agotamiento. Por este motivo, el valido demandó a los demás reinos una contribución semejante y se dispuso a paliar las trabas institucionales que tengan la posibilidad de existir.

Tras la muerte, el 1 de noviembre de 1535, de Francisco II, último Sforza, el Ducado de Milán quedó sin soberano. Francisco I vio en la desaparición del duque de Milán una nueva oportunidad para hacerse con el territorio, causando una tercera guerra contra Carlos I de España, que acabó con la Tregua de Niza en 1538. El joven príncipe va a visitar en 1549 las diecisiete provincias, donde va a ser jurado heredero y sustituto de su padre por los distintos estados, en un ámbito festivo, encabezado por fiestas cortesanas y campeonatos caballerescos.

Tras la caída de Olivares los tercios españoles fueron vencidos por los franceses en la batalla de Rocroi en 1643. Por el Tratado de Westfalia, España reconocía la independencia de las Provincias Unidas y la conservación de Flandes. El regreso de las hostilidades con las Provincias Unidas repercutió sobre las colonias portuguesas en Asia y Brasil. En el mes de diciembre de 1640 una conspiración, encabezada por la nobleza, proclamó rey de Portugal al duque de Braganza con el nombre de Juan IV de Portugal quién firmó la paz con los neerlandeses y obtuvo el acompañamiento de ingleses y franceses.

El Príncipe Carlos (1545 A Y El Inconveniente Dinástico[editar]

Tuvo lugar durante el reinado de Felipe IV de España y entre sus causas primordiales se encuentra el emprendimiento de Unión de Armas propuesto por su poderoso valido el Conde-Duque de Olivares.​ Todo ello en el contexto de la Guerra de los Treinta Años y de la reanudación de la Guerra de los Ochenta Años contra los rebeldes de las Provincias Unidas de Holanda y Zelanda. Son aquellas que posibilitan el seguimiento y análisis del accionar de los usuarios en nuestra página. La información recogida se emplea para la medición de la actividad de los usuarios en la web y la elaboración de concretes de navegación de los individuos, con el propósito de progresar la página web, así como los productos y servicios ofertados. El título de duque de Borgoña entendía al conglomerado de territorios heredados del Estado borgoñón.

Comenzaron de este modo operaciones de bloqueo y contra los intereses neerlandeses en los puertos de europa. En tierra, la guerra se concretó en enormes asedios a ciudades, como en Breda, plaza tomada por Ambrosio de Spínola en 1625. Uno de los aspectos que se aplicó con mayor trascendencia fue el aumento de la demografía española; para ello el conde-duque prohibió la emigración y favoreció la inmigración y las familias numerosas. Tras la muerte del rey en 1621 gracias a unas fiebres que contrajo en 1619 al regreso de un viaje a Portugal, donde su hijo había sido jurado como heredero de la corona portuguesa, el nuevo rey Felipe IV escogió al Conde-duque de Olivares como valido. Imperio español de Felipe II, III y IV incluyendo los territorios cartografiados y reclamados, reclamaciones marítimas y otras caracteristicas.

Sus propósitos de unión no funcionaron e incluso estuvo a puntito de conseguir la separación de la Monarquía Hispánica, que continuó como una confederación de reinos. No obstante, Felipe IV decidió conservar su título de «Rey de todas las Españas», si bien en este tiempo esta expresión incluía a Portugal. Así mismo quedó fijada la denominación y los límites geográficos de la actual España. En ese año clave, inició y sostuvo durante mucho más de veinte años una abundante relación epistolar con la mística sor María de Jesús de Ágreda, y también con la condesa viuda de Paredes, ahora monja y vieja dama de su primera mujer, sor Luisa Magdalena de Jesús. Debido a la política del conde duque de Olivares en la Corona de Aragón, además del conflicto en Cataluña, hay que agregarle un inconveniente en el Reino de Aragón, que no tuvo la misma transcendencia pero fue esencial por su parte. Por los altos impuestos establecidos en los territorios de Aragón, la mayoría de la nobleza aragonesa pretendió desvincularse del Reino de Castilla, proclamando rey al duque de Híjar.