Libro Morir Joven A Los 140 Años

Es el día de hoy que se me hace realmente difícil sentarme para redactar una novela, esto necesita de mucho trabajo, mucha dedicación y mucho tiempo, al paso que un buen poema puede ser escrito en una hora o un tanto mucho más. Morir joven a los 140es un libro de divulgación científica sobre el envejecimiento que nos preocupa a todos.»El libro cuenta el estado de hoy de las indagaciones en envejecimiento y cómo eso puede ayudar a impedir y a tratar mucho más eficientemente ciertas anomalías de la salud». Evidentemente el que ha oído charlar de María Blasco, ya sabe que uno de los temas de los que va a tratar el libro es sobre la relación entre los telómeros y el envejecimiento. A una parte de los telómeros, que es el campo de investigación de María, el libro abarca otros temas relacionados con el envejecimiento, unos mas vox populi, y otros menos. El libro es ameno y también interesante, valido no solo para la gente con algunos entendimientos en ciencias, sino asimismo para el neófito en esta materia.

libro morir joven a los 140 años

La interpreto como transmisora de una emoción; lo que yo intento al redactar un poema es transmitir la emoción de un instante vivido, que guardo dentro de mí y en algún momento lo paso a expresiones para lograr hacer llegar esa emoción. Es distinto en una novela o en otro género de literatura, como un ensayo; ahí lo intelectual pasa a tener un papel más esencial y uno puede también meditar qué cosas quiere decir, si hay un mensaje u otro fin, como una investigación o hallazgo que se hizo. Pero pienso que siempre y en todo momento tiene que estar unido a algo que nos conmueve internamente. Yo creo que si lo que queremos trasmitir no nos conmueve realmente, no merece la pena escribirlo porque no es parte de nosotros. Más allá de que es importante influir en nuestro ADN, para mudar las reacciones de nuestro cuerpo en relación a su envejecimiento natural, hay que tomar en consideración que no todo está en nuestro genoma.

Más Información Del Libro

Cuando poseemos muchas cosas, eso conspira contra la simpleza de la vida, que es la que nos permite vivir ligeros de equipaje y poder gozar todo lo fácil, lo gratuito de la vida; por poner un ejemplo, caminar por una playa, ver un atardecer o estar en la cima de una montaña viendo el valle. A veces, si dejamos que nuestra vida se haga complicada, nos llena de inconvenientes y nos quita opciones de gozarla. Aun tengo ahora una novela entre manos y tampoco tengo duda de de qué manera debería más o menos finalizar el libro, conque en general pienso que antes de empezarlo ya tengo claro el desenlace. Su tercera y última novela, Morir lo necesario, está en librerías recientemente.

Bravo por un texto de divulgación ameno y a la vez preciso y extremadamente bien documentado. Pienso que es un caso de muestra a proseguir, esta sinergia entre una investigadora de talla mundial y una divulgadora científica que conoce su trabajo mejor que absolutamente nadie. Mónica Salomone es capaz de redactar sobre las investigaciones que se vienen haciendo en el campo del que María Blasco es una excelencia mundial, de forma que engancha.

El proceso del envejecimiento es diferente en los diferentes seres vivos, hay incluso seres inmortales. Cada vez se conocen mejor los mecanismos que lo administran y, por tanto, podremos controlarlo y eludir las enfermedades que lo acompañan como el cáncer o el alzheimer. Sin duda, leer este libro es la opción mejor para abrir nuestra mente a algo que creíamos inmutable y fijo, de la mano de quien más sabe en este país sobre el tema del envejecimiento, la investigadora María Blasco. Mónica G. Salomone es periodista especializada en temas de divulgación científica. Durante las últimas dos décadas trabajó como reportera de ciencia sin dependencia para múltiples medios de comunicación (sobre todo El País), de este modo para organizaciones nacionales e internacionales, como la Agencia Espacial Europea .

Pero asimismo justo se dio la convivencia de religiones, el momento en que celebrábamos nuestra misa cristiana de agradecimiento por el día de mi cumpleaños, con el llamado a la oración desde lo prominente de la mezquita. Las religiones tienen la posibilidad de convivir, lo vimos en Francisco de Agarráis, quien estuvo con el Sultán en su época y coincidió con personas de buen corazón y sabias. Pueden convivir distintas fes, aun personas sin fe religiosa, pero con valores.

Sí, ciertamente, es cierto que El regreso del Joven Príncipe fue un gran éxito desde el primer momento y de alguna manera estaba escrito en mi interior, de ahí que sencillamente salió a la área, era una parte de mi vida, era yo mismo; es decir, era mi experiencia de vida, lo que yo deseaba trasmitir. Pasó un buen tiempo hasta que escribiera otro libro en prosa. En el ínterin publiqué libros de poesía, pero no fue por el temor al fracaso, ni a la crítica, ni nada de eso. Simplemente pues yo me veo a mí mismo como poeta, me gusta la poesía y mi vida, sobre todo en aquellos instantes.

María A Blasco

Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas , a esas patologías cuyo germen es el envejecimiento molecular o celular. Tenemos la posibilidad de charlar del alzhéimer, el párkinson y muchos tipos de cánceres. En el ser vivo hay más perfección y armonía que en un reloj. Debemos sintonizar nuestra vida, la química y los circuitos metabólicos de nuestro cuerpo. Donde hay armonía hay música y la música es matemática, como es el fundamento del universo. Nuestra vida, fundamentada en la química, debe ser por tanto armonía y no caben los achaques y las patologías.

El mejor libro sobre el tema que he leído, lástima que María Blasco no vea a dónde conducen sus propias investigaciones. Viví allí varios años durante mi juventud, tengo amigos del colegio allá y es un espacio donde puedo y podría vivir feliz; me gusta mucho todo lo que es el espíritu español, que además es diverso. Hay un ensamble de etnias y personalidades diferentes entre sus diferentes regiones; con ciertas me acercamiento más a gusto, mucho más representado que con otras, pero naturalmente tiene una enorme riqueza.

En fin, un libro de divulgación que más semeja una revisión sobre la telomerasa, que podría estar, por cierto, mejor redactado, que tiende a lo hagiogråfico y que es impropio de una muy buena editorial como es Paidós. La edad biológica basada en la longitud de los telómeros es vender humo a estas alturas y mientras que no se tengan mucho más datos, más que nada de la relación causal de la longitud de los telómeros con la salud en humanos. Esta opinión no es al producto es al distribuidor. El producto me llego de manera perfecta embalado, pero en el momento en que lo abrí el libro venia con la tapa muy sucia y con pequeños deterioros. Las opiniones de los clientes del servicio, incluidas las votaciones del producto, ayudan a otros clientes a obtener más información sobre el producto y a decidir si es el conveniente para ellos.