Yo Fumo Para Olvidar Que Tu Bebes

Su relación con Max procura que sea la de un veterano que ayuda, enseña y resguarda al menor, aunque Lomas no esté con él en concordancia frecuentemente. En el momento en que en «El Halcón Maltés» le preguntan a Bogart de qué está hecha la estatua, él responde «que está hecha con el material del que se fabrican los sueños». Territorio de sueños compartidos es la vocación de este blog, hogar de libros, películas, historias y más que nada, más libros. Emily Dickinson escribió que «no hay mejor fragata que un libro para llevarnos a tierras lejanas». Espero que compartamos varios viajes, sitios lejanos e historias sinfín. Nos observamos, con Peter Pan, en el País de Nunca Nunca…Segunda estrella a la derecha, todo recto hacia el mañana…

yo fumo para olvidar que tu bebes

Estos e-books solo tienen la posibilidad de canjearlos los destinatarios en tu país. Los e-books y sus enlaces de canje no tienen la posibilidad de revenderse. Para la temporada navideña de 2022, los artículos que admitan devoluciones y hayan sido adquiridos entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre, se tienen la posibilidad de devolver hasta el 31 de enero de 2023.

Y pensando que, en el fondo, había vuelto a escribir una historia de amor, algún día de la primavera de 2019, en mi casa, o tal vez en un café, terminé la primera novela dela serie Max Lomas, cuando ya había escrito ámbas siguientes. • «Guardaespaldas y etarras, traiciones y amistades, sexo y bastante humor en un relato inquietante. En 1988 cuando tiene 25 años conoce a Elsa, de 20, que es la camarera de un bar de copas al que va en uno de sus usuales viajes a Madrid. Se enamora de ella y empieza un cortejo que terminará en relación.

La Elsa que detalla es una mujer supuestamente buena, que tiene una hermana a la que cuida, pero que en el fondo es todo superficialidad y egoísmo. Este tema de la novela que la vertebra toda, es bien interesante pues le va a dar ocasión de charlar de la personalidad de la mujer, de su lógica y de como el hombre es muchas veces extraño a su forma de meditar y de actuar. Esta primera entrega se lleva a cabo en los años ochenta del pasado siglo entre San Sebastián y La capital española. Max es guardaespaldas privado de un instructor señalado por la banda terrorista ETA y comparte su trabajo con otros, pero principalmente con García, un hombre mayor que él, desinformado a mucho más no poder, sin escrúpulos y deseoso de subir en la escala social y económica a base de lo que sea.

«Desde su primer libro, la obra narrativa de Martín Casariego ha justo galardones y el reconocimiento de la crítica, que ha valorado siempre lo que sus novelas tienen de indagación en los sentimientos y enfrentamientos íntimos». Martín Casariego Córdoba es un escritor español de larga trayectoria. Creador de una docena de novelas para mayores y de siete juveniles, también ha publicado guiones, cuentos infantiles, ensayo, relatos y productos de prensa. El escritor madrileño reanuda a Max Lomas para relatar la etapa del personaje como guardaespaldas en la Donostia de los ochenta. El escritor Martín Casariego muestra el día de hoy su novedosa novela, Yo fumo para olvidar que tú bebes . Comienza con su rencuentro, después de una turbia historia vivida unos años antes.

Lo que cuento aquí sucedió, ya que, hace ya varios años, en una época más libre y salvaje, como el jinete de la película de Jane Fonda. Eran los tiempos del fin de la Movida, y todavía se oían en los bares y en las radios canciones en las que el estribillo era, por ejemplo, Ayatollah, no me toques la pirola, y títulos como Los chochos voladores o Me gusta ser una zorra. ¿Y qué decir de una letra como la de Sí, sí, de los Ronaldos? Desde el momento en que se dio a entender con Qué te voy a contar , Martín Casariego fué un fecundo artesano del lenguaje que ha compaginado la novela con la literatura juvenil, el cuento infantil, el guion y el ensayo.

Los elementos de la novela negra clásica que tiene dentro son recogidos, contemplados y rehabilitados por la hábil mirada de Casariego, otorgándoles matices diferentes a los comunes y plenos de calidad literaria, sin perder de ahí que su carácter vibrante». «El arte de tener fluidez que imanta distingue a buena parte de la obra de Martín Casariego. Ese instinto natural, fortalecido con una técnica resuelva, alcanza máxima efectividad en Yo fumo para olvidar que tú bebes. El engañoso resultado inmediato es una historia de apariencia muy sencilla, entretenida y sin metas. Sin embargo, semejante fachada disimula notable espesor. […] Esta trama de amoríos y aventuras se complica mucho y pasamos a un relato de intriga, secretos y violencias donde el creador exhibe su aptitud para tramar una narración intrincada.

Encuadrar esta novela en un género preciso es realmente difícil. Asimismo nos encontraremos con relaciones familiares problemáticas, amistades comprometidas y amor y desamor. Los estados de ánimo de Lomas van a ser alterables y presentan a un personaje principal complejo, real y humano, en esta novela que piensa un viaje en el tiempo a una época de la verdad española aún cercana. Narrada en primera persona y con una cronología lineal por Max Lomas, el personaje principal, la novela es de lectura muy ágil, plagada de diálogos en los que la ironía es el elemento predominante. La suma de un estilo sobrio y exacto, en ocasiones teñido de lirismo; unos diálogos vivos y asoladores, cargados de ironía, profundos y entretenidos a partes iguales; una acción de manera frecuente trepidante; y un humor que la distingue de otras novelas de su género, van a hacer que el lector disfrute cada capítulo. Martín Casariego es un popular político y escritor, que en este momento comienza en la novela negra con un personaje, Max Lomas y una primera novela, Yo fumo para olvidar que tú bebes, a la que proseguirán, según la web del autor otras tres más.

40 Libros Que Deberías Leer Antes De Los 40

[…] En Casariego podemos encontrar esa huella del trabajo de juntar palabras como necesidad para hallar cauces donde fantasear o examinar, donde proyectar esa pasión por la vida, las vivencias, las aventuras y las esperanzas. Ser escritor semeja mucho más “fácil” en el momento en que lo que se quiere contar se transmite con esa sensación de vericidad del mensaje y precisión en la forma. Son los finales de los ochenta, y Max Lomas, guapo, agnóstico, cínico y sentimental, culto y descreído, vive a caballo entre Madrid y San Sebastián, donde trabaja como escolta privado, resguardando a un profesor conminado por ETA.

Y no obstante fue entonces en el momento en que encontré la alegría. Dimensiones importantes de la vida, la juventud, el amor, el fracaso o las ilusiones. Aguardamos con el interés que despiertan estas primeras andaduras de Max Lomas sus siguientes “aventuras y desventuras”».

yo fumo para olvidar que tu bebes

El genial absurdo de este título lo explica de forma perfecta. Desde esa idea a muchos otros absurdos, a la alienación de nuestros fundamentos vitales movidos por pulsiones de amor y muerte, de deseos y ambiciones…». Es así como nuestro drama que vive el instructor al que nuestro hombre resguarda en San Sebastián resulta en ocasiones forzado. Especialmente en el momento en que la trama novelesca se va intrincando y cobran un primer chato las andanzas ilegales de Alfredo García, un colega de trabajo de Lomas poco recomendable que rivalizará con este en el terreno amoroso; una pandilla de quinquis que le persiguen; un narcotraficante; los mismos homicidos que se suceden…

Pero, sin duda asimismo, es la literatura la que debe hacer acuse de recibo de esa estridente contraposición de situaciones y poder el efecto realista mediante la capacidad de sugerencia que destile el modo perfecto en que reaccionan ante estas los personajes. Buen libro de un escritor al que sigo desde sus inicios, en el momento en que ganó el premio Tigre Juan. Llena de humor, de intriga, con buenos personajes, sin tener temor a tratar asuntos bien difíciles y profundos, saliendo mucho más que airoso. Se agradece tanto pasarlo bien en estos momentos tan difíciles… «Una cosa es definir a un escritor como versátil y otra diferente es comprender mutar, mudarse la piel del narrador a necesidad, siempre y en todo momento desde la mismísima persona de Martín Casariego. Por el hecho de que este escritor madrileño sabe crear con la precisión que requiere la buena literatura juvenil para después romper con la elegancia y el necesario trasfondo de una narrativa actual o de cualquier género popular.

10 Libros Que Enganchan Mucho Más Que Una Serie

El amor pertence a los temas estrella del creador, tratado con ese equilibrio entre el romanticismo de verdad, el de la tradición decimonónica, y su choque con la cruda situación, en lo conceptual y lo físico. Pero hay mucho más en Casariego y los nuevos derroteros tomados apuntan a un oscurecimiento argumental que suena impresionante. (En Yo fumo para olvidar que tú tomas) los vicios acaban siendo, en el momento en que se enquistan y se distancia su antídoto, una explicación proyectada sobre los demás.

De todos modos,en ese contraste de realidades que vive Lomas radica el interés y también la limitación de esta novela. Indudablemente, la presencia se constituye de esas desconcertantes discordancias. Sin duda, las vivencias trágicas se producen a la vera de otras de una inusitada normalidad y en un contexto que las ignora.

Estábamos en primavera, aspecto intranscendente, ya que a las historias amorosas cualquier estación les sienta bien. Una historia de traiciones, de intereses, de situarse a un lado o a otro, no ahora de la ley, que asimismo, sino de unos principios éticos que en épocas oscuras, como la que relata la novela, semejan tambalearse mucho más que nunca. […] Con todos los elementos para divertir a los amantes del género y toques de humor, Casariego consigue que nos sumerjamos en los distintos entornos en los que pasa la novela».